Miami

 Vuelta virtual al circuito del Autódromo Internacional de Miami. Video: F1.com 

Este domingo 8 de mayo se corre la quinta válida de la temporada 2022 de Fórmula Uno. El duelo Red Bull/Ferrari se traslada a América, a un nuevo escenario que los promotores del fastuoso circo de la categoría reina del automovilismo mundial han estado buscando afanosamente y que se concreta después de varios intentos fallidos en el último lustro, debido mayormente a la resistencia de los locales cuyo interés por la F1 siempre ha estado por debajo de sus series favoritas como son la IndyCar y NASCAR. 

Finalmente pudo más el turismo… o la falta del mismo, debido a la Pandemia, lo que terminó de convencer al gobierno local, asegurándole a la ciudad un ingreso anual adicional de unos 400 millones de dólares. 

Así, la Fórmula Uno llega a Miami. El Autódromo Internacional de Miami con un trazado de 5412 metros alrededor del complejo Hard Rock Café, estadio sede del equipo profesional de futbol americano de los Dolphins en los Miami Gardens, se convierte en el segundo evento anual de la F1 en suelo del país norteamericano además del GP de los EEUU en Austin Texas desde 2012 y que a partir de 2023 serán tres, con la inclusión del GP de Las Vegas. Únicamente en dos oportunidades se ha corrido en tres escenarios distintos en una campaña dentro de la misma nación. En 1982 los tres trazados fueron en Detroit, Long Beach y Las Vegas (todos urbanos). Recientemente en la particular temporada de 2020 en plena pandemia, se corrió en Italia sin público, en Monza, Mugello e Imola. 

La importancia del GP de Miami para la F1 es enorme. Liberty Media, regente actual de los derechos comerciales ya tiene garantizado el éxito económico, además de que logran incrementar la popularidad de la serie en un país altamente consumidor de los productos que justamente promueven las carreras, como son la venta de vehículos deportivos y de lujo. Si bien, para algunos representa una competencia a las categorías locales, es más probable que eventos de buena calidad más bien incrementen el interés del público a todo tipo de competencia automovilística, en vez de reducirlo. Lo que no debe suceder es un fiasco como lo sucedido en Indianápolis en 2005, cuando apenas 6 monoplazas tomaron la salida por un peligroso pero vergonzoso deterioro de los neumáticos del fabricante francés Michelin, suplidor de los siete equipos restantes, generando de inmediato un prolongado descrédito de la F1 en Norteamérica. 

La Fórmula Uno tiene una larga historia tanto de éxitos como de fracasos en los EEUU. Se ha corrido en 10 locaciones, incluyendo dos veces en el coloso de Indianápolis. De 1950 a 1960 las 500 millas de Indianápolis fueron parte del campeonato de la F1, regresando al óvalo de 2000 a 2007 (pero en un trazado alterno) como GP de los EEUU. Los otros: el antiguo aeropuerto militar de Sebring en Florida en 1959, Riverside en California en 1960, Watkins Glen en el estado de Nueva York entre 1961 y 1980, Long Beach entre 1976 y 1983, Las Vegas (estacionamiento del Caesar Palace) en 1981 y 1982, Detroit siete veces de 1982 a 1988, Dallas en 1984, Phoenix tres veces (1989-91) y el mencionado COTA (Circuit Of The Americas) en Austin en 9 ocasiones a partir de 2012. En total, en los EEUU se han corrido hasta el presente 60 carreras válidas para el campeonato de F1. 

Desde el punto de vista técnico, este circuito de Miami, no fue diseñado por la oficina de Hermann Tilke, como lo fueron muchos otros recientes. En esta ocasión el trabajo recayó en una compañía británica denominada Apex Circuit Design LTD, la cual debió utilizar únicamente materiales de construcción locales, lo cual va a significar un nuevo reto para el fabricante de neumáticos Pirelli, pudiéndose encontrar con un comportamiento distinto al esperado por mezclas y temperatura. 

El trazado que se corre en sentido antihorario, tiene mucha semejanza con las características del de Yeda (Arabia Saudita) y el de Bakú (Azerbaiyán), es decir que requieren de baja carga aerodinámica, lo cual a priori favorece a Red Bull más que a Ferrari, aunque la escudería italiana introducirá para esta carrera un paquete específico más que una evolución del F1-75. 

El trabajo de otros conjuntos podría generar resultados no vistos hasta el momento en la presente campaña, aunque indudablemente el mayor protagonista del fin de semana será el evento del GP de Miami. 

formulaburgerf1@gmail.com 

Se el primero en Comentar

Deja un Comentario

Su correo no sera publicado.


*