Resumen Gran Premio de Hungria

Formula One F1 - Hungarian Grand Prix - Hungaroring, Budapest, Hungary - August 4, 2019 Mercedes' Lewis Hamilton celebrates winning the Hungarian Grand Prix on the podium with his trophy while Red Bull's Max Verstappen and Ferrari's Sebastian Vettel look on REUTERS/Bernadett Szabo

Vuelta a la realidad en Hungría. Lewis Hamilton y Mercedes recuperan la senda del triunfo tras imponerse a un guerrero Max Verstappen y al equipo Red Bull, pues ha sido una victoria tan trabajada en la pista como lograda desde el muro de pits.

La carrera ha tenido un inicio frenético. En la salida, Verstappen consigue mantener la primera posición no sin esfuerzo, pues se movió rápidamente a la parte derecha para frenar el impulso de los pilotos de Mercedes en la primera curva. Valtteri Bottas se vio perjudicado desde el primer momento al defender la posición frente a su compañero de equipo, quien evitando el contacto le adelanta limpiamente por el exterior de la curva 2, aunque en la tercera curva hay un toque leve entre los dos, situación que aprovecha el Ferrari de Charles Leclerc para adelantar al finlandés, aunque tocándose llegando a la curva 4. Este momento complica la carrera de Bottas, quien sufrió daños en el alerón delantero y ya en la segunda vuelta se vio adelantado por Sebastian Vettel.

Bottas se despidió de la pelea por las primeras posiciones después de su pit stop en las primeras vueltas, por lo que el duelo estaba solo en la punta entre Verstappen y Hamilton. Por detrás estaban los pilotos de Ferrari, quienes desde el inicio ni estaban ni se les esperaba, pues perdían hasta 6 décimas por vuelta con los lideres. La carrera avanzaba y Verstappen abría hueco con su perseguidor, llegando hasta los 2.5 segundos de ventaja, aunque Hamilton reducía la ventaja en algunas vueltas.

Durante los primeros giros, la carrera tomaba un ritmo de procesión típico en el Hungaroring, aunque la presión de Hamilton persistía sin premio. Pero en la vuelta 26 comenzaba el baile de estrategias, siendo Verstappen el primero en atreverse y llegar hasta el final con los neumáticos duros. Era el momento de apretar al máximo para Hamilton que tomaba la punta, pero el neerlandés de Red Bull sacaba provecho de sus neumáticos nuevos y recortaba al inglés de Mercedes. Viendo la situación, llega la reacción de Mercedes en la vuelta 32, momento en el que para Hamilton por los neumáticos duros.

Por otro lado, y ya a mucha distancia de los lideres se encontraba el Ferrari de Charles Leclerc, el monegasco que se mantenía por delante de su compañero de equipo hasta su pit stop en la vuelta 28 para poner los neumáticos duros y llevarlos hasta el final de la carrera. Si bien Leclerc fue capaz de abrir un hueco de hasta cuatro segundos con Vettel en el stint inicial, la balanza se inclinó a favor de Sebastian, pues han alargado el stint del alemán hasta la vuelta 41, momento en el que sale a pista con los blandos.

La acción volvía en el liderato de la carrera. Después de su parada, Hamilton sale a pista a cinco segundos de Verstappen, una distancia que tardó en recuperar apenas seis vueltas. En la vuelta 39, ya en distancia de DRS el de Mercedes tiene su primera ocasión clara de adelantamiento, y tras fallar en la recta principal, casi lo consigue por el exterior de la curva 4 hasta salirse de la pista y perder la posición.

Pasaban las vueltas y Hamilton continuaba al acecho, pero el esfuerzo del piloto inglés no daba sus frutos. Constantemente repetía por mensajes de radio que le resultaba imposible poder adelantar a Verstappen, hasta que en la vuelta 49 y contra todo pronóstico, Mercedes ejerce un plan que hasta el momento era bastante cuestionable, parando a Lewis por segunda vez para poner neumáticos medios y lograr el adelantamiento con neumáticos más frescos y blandos.

La estrategia elegida por Mercedes no solo era cuestionable para el espectador común, sino para el propio Hamilton, quien al paso de las vueltas seguía insistiendo a su equipo en que no creía que hubieran tomado la decisión más adecuada, ya que debía recuperar 20 segundos en pista y en las vueltas iniciales del último stint apenas descontaba pocas décimas. Misma situación que vivía Sebastian Vettel en la lucha con su compañero Leclerc, después de haber puesto blandos y apenas descontar pocas décimas. Eso si, ya a una eternidad de distancia con los lideres.

La carrera había tomado un ritmo de calma, con los directores de cámara incluso centrándose en las batallas de la zona media, en donde habían algunas batallas, algunos pilotos haciendo una gran carrera como es el caso nuevamente de Carlos Sainz manteniendo a raya al Red Bull del cuestionado Pierre Gasly durante toda la carrera; misma mitad de la parrilla de la cual nunca pudo salir un decepcionante Bottas, quien también se atrevió a hacer una segunda parada para intentar aumentar su ritmo con neumáticos más frescos.

Pero las hostilidades no se habían terminado, pues al paso de las vueltas iban siendo premiados los pilotos que apostaron por los neumáticos más frescos, caso de Lewis Hamilton y Sebastian Vettel. Ya desde la vuelta 60, faltando diez para el final, el piloto de Mercedes tenía a la vista a Verstappen, comenzaba a dar frutos la arriesgada y en principio cuestionable decisión de las flechas plateadas. Finalmente, en la vuelta 67, Hamilton concreta la maniobra de adelantamiento sobre Max, quien apenas pudo ofrecer resistencia ante el impulso de Lewis, que en ocasiones descontaba hasta dos segundos por vuelta.

También se vio beneficiado sobre el final el Ferrari de Vettel, quien ya estando a una alarmante distancia de un minuto con la cabeza de carrera, solo le quedaba la lucha con su compañero Leclerc, de quien estuvo detrás durante toda la carrera. Finalmente, en la penúltima vuelta de carrera realiza la maniobra de adelantamiento sobre el monegasco, quien ofreció la resistencia necesaria, pero no pudo defender la posición.

Terminó la carrera y es una nueva victoria de Lewis Hamilton, que además de trabajar la victoria en pista hasta el final, ha conseguido una carrera que también se ha logrado desde el muro de estrategia de Mercedes. Max Verstappen consigue un segundo puesto con sabor agridulce, mientras que una preocupante Scuderia Ferrari consigue meter a Sebastian Vettel en el tercer y último escalón del podio.

Una buena carrera, aunque no haya tenido la espectacularidad de Austria, Reino Unido y Alemania. Lucha hasta el final, en los primeros puestos y en la zona media, en otra carrera en la que Sebastian Vettel y Charles Leclerc han pagado por las deficiencias aerodinámicas de Ferrari. Nuevamente, un notable Carlos Sainz destaca en la quinta posición, manteniendo por detrás a Pierre Gasly. Kimi Räikkönen ha conseguido una buena séptima posición, un decepcionante Bottas solo ha sido octavo, y cierran el top 10 Lando Norris y Alexander Albon.

-Declaraciones de la Scuderia Ferrari

Sebastian Vettel:

«Dejamos Hungría y durante unas semanas nos podremos consolar con el hecho de que hemos subido al podio en una carrera donde ya sabíamos desde el inicio que lo pasaríamos mal».

«Hoy simplemente no hemos podido seguir el ritmo de nuestros rivales. La idea era intentar algo diferente con la estrategia para terminar mejor que cuartos. Pude alargar mi primera tanda hasta las 41 vueltas y eso me ha permitido montar los blandos y tener más ritmo que Charles en las últimas vueltas».

«Ahora podemos recargar pilas y prepararnos para volver a luchar en Spa-Francorchamps y Monza, dos circuiros en los que deberíamos de ser competitivos. Sabemos que todavía podemos extraer rendimiento del SF90. Tenemos que trabajar en eso, pero estoy convencido de que hay margen para conseguir resultados mejores».

Charles Leclerc:

«Al llegar a Hungría ya sabíamos que sería una carrera dura para nosotros, que es lo que ha sido. La primera tanda no ha estado mal, pero mientras ha avanzado la carrera he empezado a tener problemas con los neumáticos traseros. No he podido seguir el ritmo de mis rivales».

«Ahora el objetivo es entender cómo podemos mejorar esto, especialmente en tandas largas y en circuitos de alta degradación. Tengo ganas de volver a correr después de las vacaciones para seguir trabajando y mejorando, y plantear a nuestros rivales un buen reto».

Mattia Binotto (Team Principal):

«No se puede estar satisfecho con el resultado de hoy, que se debe principalmente a la falta de rendimiento aerodinámico, que nos penaliza más en carrera que en clasificación. El calor tampoco ha ayudado, nos ha causado más problemas, menos adherencia».

“Sebastian ha hecho un buen trabajo gestionando sus neumáticos durante la primera tanda, alargando el stint para poder montar blandos y llegar hasta el final. Tenemos que entender por qué se han desgastado tanto los neumáticos de Charles y solucionarlo para las próximas carreras. Hemos decidido que hiciera otra parada, porque sus neumáticos traseros estaban muy gastados y no podía hacer nada».

«Nos vamos con los mismos puntos que nuestro rival directo en una pista donde sabíamos que lo pasaríamos mal. La semana que viene trabajaremos para analizar los datos y preparar las carreras de Spa y Monza, pero antes de eso tenemos el parón de verano, que será bueno para todo el equipo, que ha trabajado duro en los últimos meses».

Ilusiones renovadas para Spa y Monza, probablemente los circuitos más favorables del calendario para el SF90, donde se espera que finalmente llegue la primera victoria, o las primeras.

 

1 Comentario

Deja un Comentario

Su correo no sera publicado.


*