¿Habrá VerSTOPpen?

Sin comentarios. Foto: Autosport.com 2023

Arranca la septuagésima quinta temporada de Fórmula Uno, con el XX Gran Premio de Baréin. Las fechas han sido cambiadas de las habituales por la celebración del mes del Ramadán en los países islámicos del Golfo Pérsico. Por tal motivo, los eventos de Fórmula Uno en Baréin y Arabia Saudí se han modificado para los días jueves, viernes y sábado. Así, en esta primera carrera del 2024 las prácticas libres 1 y 2 se efectuarán respectivamente a las 7:30 y 11:00 am el jueves 29 del presente mes de febrero (año bisiesto), las libres 3, el viernes 1 de marzo a las 8:30 am, seguidas por las pruebas clasificatorias para las posiciones en la parrilla de salida al mediodía (12:00 horas), mientras que el comienzo de la carrera está pautado para el sábado 2, a las 11:00 am.

Como siempre, el inicio de una nueva campaña crea una gran expectativa por lo que puedan lograr pilotos y escuderías con sus renovados monoplazas, después de la introducción en la campaña 2022 de un reglamento técnico revolucionario, que produjo un vehículo invencible -el RB18 de Red Bull- en manos de un piloto imbatible -Max Verstappen-, dominantes de la contienda con 17 y 15 triunfos respectivamente; monoplaza que fue evolucionado para un RB19 aun más rápido y fiable, consiguiendo un récord de 21 triunfos en 22 carreras (19 del neerlandés) en la temporada 2023.

Dada la superioridad de Red Bull, la mayoría de las escuderías, comenzaron a modificar sus vehículos, mayormente copiando en algunos  aspectos  las  exitosas  soluciones  aerodinámicas introducidas por el equipo técnico dirigido por Adrian Newey. Incluso  Mercedes,  que  produjo  un  inédito  concepto  de  mini pontones laterales, lo abandonó, al solamente lograr un triunfo en las dos últimas campañas, después de dominar ampliamente la categoría  desde  el  2014,  con  8  títulos  de  constructores consecutivos.

Con tal dominio y resultados, lo lógico y esperado por todos, era que Red Bull presentara para este 2024 un monoplaza mejorado en ciertos aspectos, sobre todo para solventar las pocas fallas del paquete mayormente en los circuitos de curvas lentas como el de Singapur, donde justamente no triunfaron.

Sin  embargo,  considerando  que  con  el  modelo  anterior  – introducido en el 2022- ya se había llegado prácticamente al límite de posibles mejoras evolutivas y tomando en cuenta que el resto de las plantillas se acercaban en rendimiento y velocidad con los cambios aplicados, el “gurú” y sus asociados, decidieron en vez de evolucionar, revolucionar con un nuevo y distinto modelo que dejó a todos boquiabiertos y perplejos.

Funcione o no (poco probable que no lo haga), hay que aplaudir a Red Bull no solo por el atrevimiento de arriesgarse a modificar un éxito probado de una obra maestra de la ingeniería, sino también por  no  importarles  copiar  soluciones  de  sus  rivales. Específicamente lo que intentó previamente Mercedes con sus minipontones, modificando a una entrada de aire vertical para evitar el recalentamiento de los componentes.

El pragmatismo de Newey estuvo por encima del natural ego de los diseñadores y creativos, para reproducir el nuevo concepto minimizando la entrada de aire gracias a los adelantos técnicos de diseño y colocación de los radiadores, con una obvia ventaja aerodinámica, al reducir la resistencia del flujo de aire, pero sin eliminar los pontones, logrando incrementar más temprano la aceleración hacía la parte inferior del monoplaza, aumentando el agarre y en consecuencia la menor degradación de los neumáticos.

Las pruebas pretemporada -en el propio circuito de Sakhir- no fueron un descalabro y como se anticipaba, varios rivales de los campeones mejoraron en desempeño y velocidad. Sin embargo, los datos no siempre son muy concluyentes por la disparidad de compuestos de neumáticos utilizados y la carga de peso variable por la cantidad de combustible con la que se consiguieron los mejores tiempos. Aun así, pareciera que el Ferrari SF-24 es el más cercano en una y en múltiples vueltas al Red Bull.

Partiendo de nuevo como favoritos, con el RB20 Verstappen tratará de emular a grandes campeones como Juan Manuel Fangio, Michael Schumacher, Lewis Hamilton y Sebastian Vettel, únicos hasta el presente, en conseguir cuatro títulos de pilotos consecutivos.

La temporada servirá, no solo para evaluar al novedoso Red Bull. Entrarán  en  el  escrutinio,  Sergio  Pérez  y  su  posibilidad  de mantener o perder el segundo asiento de los campeones con Daniel Ricciardo; Lewis Hamilton sin muchos beneficios en su último año con Mercedes antes de migrar a Ferrari por Carlos Sainz, quien tratará de moverse a Mercedes o Red Bull(antes de que Audi lo tome para el 2026). La dupla de McLaren luchará por su primera victoria (esperada y cada vez más cerca). También Fernando Alonso tendrá una nueva oportunidad de triunfar después de más de una década, si cuenta con un buen vehículo, como a principios de la campaña pasada. Ojalá haya sorpresas.

formulaburgerf1@gmail.com

Acerca de Bruno Burger 129 Articles
Miembro titular de la Comisión Médica de la FÍA para F1 (1995-2015).

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*