Fórmula bonita

Llegada del 3er lugar del GP de Sao Paulo de F1 2023, Fernando Alonso 0.053 segundos por delante de Sergio Pérez Foto: (video) F1.com

El recién disputado Gran Premio de Sao Paulo de Fórmula Uno en el circuito José Carlos Pace de Interlagos en Brasil, finalizó con la décimo séptima victoria de Max Verstappen en la más dominante temporada de la categoría reina del automovilismo mundial, en la cual, el neerlandés sigue rompiendo récords. En esta oportunidad con el mayor porcentaje de triunfos por número de carreras válidas realizadas en un campeonato. A falta de dos eventos para completar  las  22  pautadas  para  este  2023,  los  17  triunfos representan el 77.2%, que ya sobrepasa la marca establecida hace 71 años por el italiano Alberto Ascari, quien con el Ferrari tipo 500 en 1952, ganó 6 de las 8 carreras (75%).

Pero más allá del indiscutible dominio del tricampeón y de la escudería Red Bull, la cual cuenta con 18 victorias en 19 GP disputados hasta el momento, las carreras han podido centrarse en el desempeño de los otros equipos y conductores. Incluso, se ha hecho  más  relevante  lo  que  puede  ser  la  lucha  por  el subcampeonato entre Sergio Pérez y Lewis Hamilton y otras posiciones no solo en el campeonato, sino en cada carrera en particular.

Sao Paulo 2023, puede ser considerada como una de las mejores luchas por el tercer lugar en la historia de la categoría, gracias a las últimas 18 vueltas que disputaron Fernando Alonso y Sergio Pérez. El asturiano con una extraordinaria defensa, culminando con un adelantamiento al mexicano en el último giro después de haber sido pasado en la vuelta anterior, para finalizar cruzando la línea de meta apenas 53 milésimas de segundo por delante el Aston Martin AMR23 del Red Bull RB19.

Aunque la telemetría de velocidades, frenadas, cargas de batería, líneas de carrera y uso de combustible han permitido analizar como Alonso se las ingenió para mantener a raya un monoplaza superior, esta información llegó poco al espectador, como tampoco las  frecuentes  conversaciones  de  ambos  pilotos  con  sus respectivos ingenieros, trazando estrategias.

Sucintamente, el peninsular varió permanentemente sus líneas de carrera para no dar pie a posibles estudios de factibilidades de adelantamiento  en  lugares  poco  habituales,  mientras  los tradicionales asistidos por el DRS fueron neutralizados con una buena carga de batería en los sectores con varias curvas y así lograr una buena potencia del motor y máxima velocidad de punta. Sin duda ayudó la buena lectura del circuito por su equipo para una preparación óptima del monoplaza que quedó demostrada con la posición lograda en la parrilla de salida: Alonso tercero y su compañero Lance Stroll cuarto.

Por otra parte, puede haber influido el manejo conservador del mexicano, tomando en cuenta que estaba logrando importantes puntos en el cuarto lugar en su lucha por el primer campeonato 1- 2 para su equipo Red Bull, aprovechando el pésimo desempeño de los Mercedes, finalizando Lewis Hamilton en el octavo lugar y a falta de dos carreras con 32 puntos de desventaja. El británico siete veces campeón mundial, después de dos segundos lugares (desclasificado en Austin)en las carreras previas, no contó con un vehículo muy rápido, debido a una preparación con demasiada altura del suelo, quizás producto del contratiempo con el tablón inferior en el Circuito de las Américas, lo que produjo una pronta degradación de los neumáticos y poca velocidad.

Así como Aston Martin demostró una valiosa recuperación de la eficiencia pérdida después de las primeras estimulantes carreras, el equipo McLaren sigue demostrando con su regularidad que en la actualidad es la segunda fuerza detrás de Red Bull. Con un nuevo podio para Lando Norris, el inglés cada vez está más cerca de su necesitado primer triunfo en la F1. Con 7 esta temporada, ya alcanzó a Nick Heidfeld como los que más han celebrado con la espumante, sin victorias (13).

Por  su  parte,  el  gran  animador,  el  adolescente  de  42  años Fernando Alonso, hizo este gran premio inolvidable, como lo fue la lucha por el segundo lugar en Dijon-Prenois en el GP de Francia de 1979 entre Gilles Villeneuve -el niño mimado de Ferrari- y René Arnoux, que eclipsó (como esta vez) la victoria de su compañero el también francés Jean-Pierre Jabouille y primera de su  equipo  Renault  todo  galo  (motor  Renault  turbo-cargado, neumáticos Michelin y combustible Elf) en la F1.

“Chapeau”  para  Nando,  quien  a  pesar  de  lograr  sus  dos campeonatos de pilotos en este trazado, sale de Interlagos con un récord negativo con 20 presentaciones: más podios (9) en un mismo gran premio sin victorias.

formulaburgerf1@gmail.com

Acerca de Bruno Burger 129 Articles
Miembro titular de la Comisión Médica de la FÍA para F1 (1995-2015).

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*