Sobreactuación

Sergio “Checo” Pérez en el Red Bull #11, pasando por el Foro Sol durante el Gran Premio de Fórmula Uno de Ciudad de México. Foto: FIA.com

En el peor momento posible para el piloto mexicano Sergio Pérez, quedó fuera en la primera curva del GP en casa, al tratar de conseguir el primer lugar desde el quinto puesto en la parrilla de salida, aprovechando una extraordinaria arrancada y la succión en la larga recta de los monoplazas precedentes, para colocarse por fuera de Charles Leclerc/Ferrari (pole) y su compañero en Red Bull Max Verstappen (3º), por dentro.

Sin embargo, sin cupo para tres, a pesar de una tardía frenada, al intentar tomar esa primera curva, se contactó con el Ferrari del monegasco -quien no tenía a donde ir-, tomando vuelo, se despistó y terminó retirándose por daño irreparable en su monoplaza.

Foto: Michael Potts / Motorsport Images

Lamentablemente, no es infrecuente que estas cosas sucedan en los deportes a motor y en otros eventos deportivos cuando el local exagera su desempeño por la presencia de su público que no solamente lo estimula y vitorea, sino que prácticamente le exige el triunfo. Ha sucedido antes en múltiples ocasiones y un ejemplo claro y demostrativo fue el de Ayrton Senna. Al mítico piloto brasileño le llevó ocho grandes premios en casa para ganar frente a su querida y entusiasta fanaticada.

Nada que reclamarle al tapatío, buscando la gloria de triunfar en casa y la redención de una temporada que después de las primeras carreras se le ha vuelto una pesadilla por sus malos resultados, tanto en las pruebas clasificatorias como en las carreras, sobre todo tomando en cuenta que tiene a su disposición el mismo vehículo Red Bull RB19 con el que ha dominado y triunfado Max Verstappen en 16 ocasiones, monoplaza considerado por muchos como uno de los mejores en la historia de la máxima categoría del automovilismo mundial.

Mucho se comenta que, por estos malos resultados, la presencia del guadalajarense está en duda para la próxima campaña, a pesar de  las  frecuentes  declaraciones  del  director  de  su  equipo, Christian  Horner,  quien  insiste  en  que  se  mantendrá  en  la escudería en la temporada 2024, honrando su contrato vigente.

Tres  razones  fundamentales  para  continuar.  Primero,  el reconocimiento dentro de su equipo, quienes tienen la paciencia de esperar por la recuperación mental de un piloto que es mucho mejor de lo que muestra en la actualidad. Segundo, el abultado apoyo económico por patrocinantes locales que no dudan en continuar.  Tercero,  la  buena  parte  de  la  fanaticada  en Norteamérica de origen hispanoamericano que sigue y asiste a las carreras de la F1 por sus locaciones en Miami, Texas y Las Vegas.

A pesar de que, en esas mismas declaraciones del director del equipo austríaco, el británico enfatiza que el subcampeonato no es necesario o excluyente para permanecer en la escudería, porque al fin y al cabo tampoco se logró en los dos previos títulos de Verstappen, la pérdida de ese segundo lugar con Lewis Hamilton, sin duda sería un fuerte golpe anímico al jalisciense y una razón más para la poca paciencia del influyente asesor Dr. Helmut Marko.

Con apenas 20 puntos de ventaja, la suerte del mexicano ha sido las dos carreras seguidas en las que el británico no ha punteado (colisión con su compañero en Catar y la desclasificación en Austin), porque de lo contrario, con el segundo lugar en EEUU, repetido  en  Ciudad  de  México,  estarían  empatados  (238 unidades) a falta de tres carreras, con la siguiente en Brasil este fin de semana, muy a favor del inglés y de Mercedes, ganadores de seis de las últimas ocho carreras, incluyendo 2022 con George Russell, la última del equipo germano.

formulaburgerf1@gmail.com

Acerca de Bruno Burger 129 Articles
Miembro titular de la Comisión Médica de la FÍA para F1 (1995-2015).

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*