Carlito’s way

Frédéric Vasseur y Carlos Sainz Jr. celebran el primer triunfo de Ferrari en la temporada 2023 de Fórmula Uno. Foto: Ferrari.com

El título proviene de la novela (1975) del exjuez de la Corte Suprema del Estado de Nueva York, Edwin Torres, que fue adaptada para la pantalla grande del cine en 1993, bajo la dirección del laureado Brian De Palma y protagonizada por Al Pacino.

El discreto parecido entre el actor de cine y Carlos Sainz (sobre todo cuando usa barba)está tomado para reflejar junto al título, el extraordinario  desempeño  del  piloto  español  en  el  recién disputado GP de Singapur de Fórmula Uno, en el cual triunfó manejando más con su cabeza que con manos y pies, para imponer un ritmo suficientemente lento y mantener el primer lugar de punta a punta desde la posición de vanguardia en la parrilla de salida.

Ferrari consigue un 1-2, con la victoria #1 de su nuevo director del equipo Fred Vasseur y la #2 en la categoría para el madrileño de 29 años (Inglaterra 2022), quien cumplió en forma brillante los preceptos de grandes antecesores que acuñaron la frase “el secreto es ganar a la menor velocidad posible”, adjudicada inicialmente a Juan Manuel Fangio y luego refrendada por otro maestro de la velocidad mínima para ganar: Niki Lauda.

La astucia del peninsular se hizo evidente con otra maniobra positiva en las postrimerías de la carrera, cuando vulnerable al ataque de los Mercedes, quienes habían cambiado a neumáticos más rápidos aprovechando la salida del vehículo de seguridad (virtual), se defendió dejando que se acercara a rango DRS Lando Norris con el McLaren en el segundo lugar, haciendo imposible el adelantamiento de George Russell y Lewis Hamilton a su antiguo compañero de equipo en la escudería británica y así preservando ambos sus posiciones.

Pero, para que se diera este resultado, era perentorio sacar de la ecuación  a  Max  Verstappen  y  a  Red  Bull,  ganadores respectivamente  de  las  últimas  10  y  15  carreras  en  forma consecutiva. La primera Ley de Murphy, se dio en Singapur: “todo lo malo que pueda suceder, eventualmente sucederá”. El equipo austríaco de la bebida energética y sus pilotos vivieron un fin de semana para el olvido desde las prácticas iniciales el día viernes. Quedaron sus dos pilotos fuera de la tercera tanda de clasificación (Q3) por primera vez desde el GP de Rusia en 2018, es decir 102 GP, para terminar Verstappen 5º y Sergio Pérez 8º.

La gran pregunta es: ¿Significa este resultado que se acabó el dominio de Red Bull?

Para algunos -los más optimistas- todo radica en el control más estricto  implementado  por  las  autoridades  de  la  FIA  de  las directrices técnicas, justamente iniciadas en este GP. La TD18 sobre la flexibilidad de los alerones con escrutinio no solo estático sino también dinámico y por otra parte la TD39 ya introducido en Canadá el año pasado, sobre la flexibilidad de piso y lo referente al tablón  inferior,  que  determina  la  altura  del  monoplaza  al asfaltado. Con esto el RB19 pasó de ser un monoplaza estable, pegado  al  asfalto  e  insensible  a  las  desconexiones,  a  uno demasiado  sensible  a  las  transferencias  de  las  cargas longitudinales, sufriendo un tren trasero inestable tanto en la frenada como impredecible saliendo de las curvas, generando desconfianza en el piloto.

Paro otros -los más pesimistas- solo se trata de un hecho aislado en un trazado donde Red Bull no logró colocar al RB19 en la ventana adecuada de alerones, suspensión, altura del piso, además de una caja de cambios fallando en ascensos y descensos. Esta dificultad de reglaje ya la presentó en Brasil al año pasado, para luego volver dominante en la última carrera en Abu Dhabi. Incluso, su mayor rival, Toto Wolff de Mercedes, explicaba que a ellos les pasó lo mismo en este circuito de Marina Bay en 2015 -en una temporada en la cual ganaron 16 de las 19 carreras- sin poder encontrar como ser competitivos.

Lo bueno, es que no hay que esperar mucho para saber quien tiene la razón. Este fin de semana se corre el GP de Japón, siendo las características del circuito de Suzuka especialmente dado a los monoplazas de Adrian Newey.

También es cierto, que cualquier falla de Red Bull hace las carreras mucho más interesantes y que detrás de ellos hay ahora al menos tres equipos casi equiparados y con ansias de ganar. Especialmente Ferrari, McLaren y Mercedes han demostrado que siguen avanzando.

formulaburgerf1@gmail.com

Acerca de Bruno Burger 129 Articles
Miembro titular de la Comisión Médica de la FÍA para F1 (1995-2015).

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*