Segunda válida Iluminación

Iluminación nocturna del Circuito de la Cornisa de Yeda, (Yeddah Corniche Circuit ) escenario para el Gran Premio de Fórmula Uno de Arabia Saudita 2023. Foto: cortesia de Musco Sports Lightning. 

Este fin de semana se corre la segunda carrera válida de la temporada 2023 de Fórmula Uno, en el circuito urbano de la ciudad de Yeda de Arabia Saudita, a orillas del Mar Rojo. El trazado obra de la oficina de Hermann Tilke, por su hijo Carsten, supuestamente provisional para un circuito definitivo ulterior en Qiddiya, un gran proyecto de atracciones turísticas cercano a Riyad, la capital, para 2028, el cual es proyectado por Test and Training International , compañía dirigida por el expiloto de Fórmula Uno Alexander Wurz.

El Circuito de la Cornisa de Yeda demostró -en sus dos primeras ediciones (2021 y 2022)- ser el trazado urbano más rápido en el historial de la F1, con velocidades promedio -en la Pole – por encima de los 250 km/h y varias veces topes por encima de los 320 km/h, gracias a su forma alargada con 27 curvas, pero la gran mayoría de ellas de velocidad media a alta, con excepción de los extremos y la primera después de la recta principal (curva 1).

El quinto evento de F1 con luces, después de Marina Bay (Singapur), Yas Marina (Abu Dhabi), Sakhir (Bahrein) y Losail (Catar), dará inicio a las prácticas libres -de una hora de duración- el viernes 17 a las 9:30 am (hora de Venezuela), otra a la 1:00 pm y la tercera el sábado a las 9:30 am. La clasificación para la parrilla de salida el sábado 18 a la 1:00 pm y la carrera el próximo domingo 19 también a la 1:00 pm, para un total de 50 vueltas al trazado de 6.174 metros, el cual cuenta como en Zandvoort con una curva peraltada de 12º, ésta la #13 (extremo sur). Además, se correrá en sentido anti horario y cuenta con tres zonas para la ayuda del adelantamiento con el uso del DRS (siglas en inglés del Drag Reduction System).

El trazado para esta tercera edición, ha sufrido varias modificaciones, mayormente para aumentar la seguridad, por contar con varias curvas rápidas ciegas. En tal sentido, para mejorar esa visibilidad se separaron las paredes de las curvas 14 y 20 en 7.5 y 5 metros respectivamente. También se agregaron “rumble lines ” o líneas trepidantes fuera de las curvas 3, 14, 19 y 21, con la finalidad de reducir la tracción y enlentecer los monoplazas que se salgan del trazado en esas zonas. Además, se colocaron morrillos bicelados en algunas curvas y se modificaron las barreras de protección.

Después del baño de agua fría que recibieron los equipos en Baréin, constatando el increíble desempeño del Red Bull RB19 en manos del bicampeón Max Verstappen y su compañero Sergio Pérez, terminando en el primero y segundo lugar, el neerlandés a más de medio minuto por delante del tercer lugar, algún piloto, como George Russell (Mercedes) declaraba que con lo que vieron, Red Bull podría terminar ganando todas las carreras de la temporada.

Quizás, un poco exagerado, pero también reflejo del propio problema de Mercedes quienes, a pesar del fracaso en la temporada pasada con el W13, con su diseño de “mini pontones”, insistieron en tratar de evolucionar el concepto, más que hacer un cambio radical. Las expectativas no se cumplieron y ahora si piensan en hacer modificaciones importantes esta misma temporada.

De nuevo el “Gurú” de Adrian Newey junto a su equipo técnico lograron un monoplaza que pareciera rodar sobre rieles.

Evolucionaron el vehículo del año pasado corrigiendo sus defectos -pocos- y sigue siendo el tope de la clase. Aunque con la introducción de los nuevos reglamentos en 2022 se presentaron diferentes interpretaciones, en esta segunda temporada, otros equipos han podido modificar en algo sus creaciones, copiando lo que más necesitaban. De allí, la frase de Sergio Pérez en la rueda de prensa posterior a la carrera en Baréin: “Había tres Reb Bull en el podio”.

Ese cambio positivo en el Aston Martin/Mercedes AMR23, llevó a la agradable sorpresa de ver al veteranísimo Fernando Alonso de nuevo en el podio (Catar 2021), pero mejor aun viéndose competitivo y como siempre ofreciendo espectáculo. Su último de 32 triunfos fue en España en 2013 con Ferrari, pero ciertamente uno de los NO Red Bull que pudiera subir a lo más alto del podio una década después y tumbar la profecía de Russell.

A pesar del rotundo éxito de Red Bull en la primera carrera de la presente temporada 2023 de Fórmula Uno, el circuito de Yeda es totalmente diferente al de Sakhir en Baréin. Si bien, Red Bull se ha acomodado exitosamente a diferentes trazados, este próximo viene mucho más a favor de Ferrari por sus largas rectas y rápidas curvas. En la carrera de 2022, Leclerc logró pelear con Verstappen, pero no tenía la misma velocidad de punta debido a dos factores. Calcularon mal la degradación de los neumáticos – mucho menos que en el trazado abrasivo de Baréin- y apostaron por un mayor agarre en las curvas. Red Bull salió victorioso, por lo contrario: menos alerón y menos carga aerodinámica, que no llevó a una degradación exagerada de los neumáticos, gracias a la superficie lisa y poco abrasiva, terminando la mayoría con una sola parada para cambiar a neumáticos del componente duro.

Con la lección aprendida y un nuevo director de equipo más agresivo (Fred Vasseur), es posible que veamos más veces las luchas al final de las rectas como en 2022 entre Leclerc y Verstappen.

Si Red Bull vuelve a ganar en forma contundente, habrá que esperar por el milagro de una evolución de los otros monoplazas en el trascurso de la temporada, para que puedan equipararse en desempeño. Quizás hacerlos salir de la última fila podría ayudar, aunque más adelante no, como demostró Verstappen ganando las carreras de Hungría y Bélgica de la campaña pasada, saliendo del 10º y 14º lugar respectivamente. Mientras tanto, que Alonso siga ofreciendo espectáculo.

formulaburgerf1@gmail.com

Acerca de Bruno Burger 129 Articles
Miembro titular de la Comisión Médica de la FÍA para F1 (1995-2015).

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*