¡Déjà vu!

GP Fórmula Uno de los Paises Bajos 2022. El Vehículo de Seguridad por delante de Lewis Hamilton (Mercedes W13) y Max Verstappen (Red Bull RB18). Foto: Alastair Stanley/Motorsport Images 

Una situación ya vivida. La imagen presenta prácticamente una repetición de lo sucedido al final del GP de Abu Dhabi, última carrera de la temporada 2021 de Fórmula Uno, que terminó con el triunfo y título de pilotos de Max Verstappen. 

El vehículo de seguridad (en Abu Dhabi un Aston Martin verde) precede al líder de la carrera del GP de los Países Bajos, Lewis Hamilton en el Mercedes W13 con neumáticos del compuesto medio (franja amarilla) de 9 vueltas, delante del eventual ganador Max Verstappen en el Red Bull RB18 con los recién colocados neumáticos del más rápido compuesto blando (franja roja). 

Inevitablemente y totalmente desprotegido, Hamilton fue adelantado por Verstappen en el propio reinicio antes de la primera curva (en Abu Dhabi curva #5), para luego caer al cuarto puesto, al ser también rebasado por su compañero de equipo George Russell (quien al ver que el líder se quedaba fuera en pista pidió cambiar a neumáticos blandos) y por el Ferrari de Charles Leclerc, también con recién colocados neumáticos blandos usados (como Verstappen y Russell). 

Mercedes volvió a cometer el mismo error que en la carrera que le costó el campeonato 2021 a Hamilton, al preferir posición en pista (primer lugar) que luchar mano a mano con su rival, con similares compuestos, pero detrás. Todo lo contrario, a Red Bull, quienes si sacrificaron el primer lugar que llevaba Verstappen (arriesgándose frente a su público en casa), pero confiando plenamente en las habilidades de su piloto estrella para luchar por la posición de vanguardia.

Ciertamente la suerte favoreció al campeón reinante, con la salida del vehículo de seguridad estando al frente con gomas del compuesto duro (franja blanca) colocadas en el 48º giro, mientras ambos pilotos de Mercedes colocaban el compuesto medio (franja amarilla), a falta de 24 vueltas para el final, aprovechando un vehículo de seguridad virtual desencadenado por la parada en pista por un bizarro incidente del japonés Yuki Tsunoda. 

Hasta ese momento, había posibilidades ciertas de victoria (incluso 1-2) para Mercedes, quienes calcularon la posible ventaja de una sola parada y buen rendimiento por 43 vueltas del compuesto duro, contra Verstappen quien cambió de blandos a medios en la 18ª vuelta y seguramente quedaba detrás de los Mercedes en una segunda parada para buscar una posible pero apretada remontada, con los favorables y rápidos neumáticos blandos. 

Así, el incidente de Tsunoda alteró la posible estrategia ganadora de Mercedes, por lo que llegaron a asomar que el “incidente” del AlphaTauri había sido provocado artificialmente para favorecer a la escudería filial. La investigación por las autoridades determinó que había sido por una confusión y falta de entendimiento entre piloto e ingenieros sobre problemas del diferencial, que llevaron finalmente al retiro definitivo en la pista. 

Aun, en ese momento la lucha por la victoria en Zandvoort se mantendría entre Red Bull y Mercedes, mientras que Ferrari volvía a fallar, con una caída importante del rendimiento de los neumáticos tanto los medios como los duros, además de un insólito percance en la parada en los pits de Carlos Sainz, perdiendo 12.5 segundos al tener que esperar por la rueda trasera izquierda. Nos recordó un incidente similar con Eddie Irvine en el Nürburgring en 1999, pero con la goma trasera derecha. El madrileño terminaría octavo, al recaerle una penalización de 5 segundos agregados a su tiempo final, por salida insegura de su puesto en los pits, en otra parada. 

Este fin de semana se corre en el templo de la velocidad, Monza, circuito que cumple el centésimo aniversario de su inauguración con el segundo GP de Italia en 1922, en el trazado de 10 kilómetros que incluía la famosa y peligrosa sección peraltada que alternaba las vueltas con la parte plana de uso actual. 

Ferrari en casa, ganó por última vez en 2019 con Charles Leclerc en apretada lucha con Lewis Hamilton, nunca separados por más de 1.5 segundos. Con el repunte de Mercedes, los tifosi esperan que el desempeño de Mercedes se parezca en esta ultra rápida pista a la de Spa con los inherentes problemas de velocidad en las rectas. El asunto, es que Red Bull sigue con la ventaja, por lo contrario. Los más rápidos en lo que justamente abunda en el trazado de Monza, las rectas. 

formulaburgerf1@gmail.com 

Acerca de Bruno Burger 129 Articles
Miembro titular de la Comisión Médica de la FÍA para F1 (1995-2015).

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*