SuperMax, Super Red Bull

Max Verstappen celebra con Christian Horner y su equipo, la victoria en el GP de Hungría, su 28ª en la Fórmula Uno. Foto: Red Bull Pool. 

El recién disputado Gran Premio de Hungría de Fórmula Uno, terminó con una “sorpresiva” victoria de Max Verstappen, su octava en la temporada 2022, alejándose 80 puntos de su más cercano rival, el monegasco Charles Leclerc, quien finalizó sexto. 

La improbable victoria, tomando en cuenta su décimo lugar en la parrilla de salida -en un circuito conocido por las grandes dificultades para adelantar- se convirtió en triunfo, gracias a un “casi” perfecto manejo y decisiones estratégicas de su equipo, acostumbrado a improvisar de acuerdo a las circunstancias del momento y no aferrarse a pautas y planificaciones previas. 

Su peor posición de salida en la temporada -con su compañero Sergio Pérez un puesto atrás en el undécimo- se debió a fallas en la Unidad de Potencia de su monoplaza en la tercera tanda de clasificación por lo que su equipo optó por cambiar el motor por uno nuevo -sin penalización aun- para ambos. 

Esas posiciones tan alejadas de la punta, habitualmente llevan a los equipos a utilizar el compuesto de neumáticos más duro en sus monoplazas a fin de transitar el mayor número de vueltas con una sola parada en los pits, para cambiar hacía la segunda mitad de la competencia por un compuesto más blando y rápido que con algo de suerte los podría llevar hasta el podio. 

Sin embargo, saliendo con neumáticos blandos (banda de color rojo) para posicionarse en su puesto en la parrilla para la arrancada, Verstappen se despistó momentáneamente en la segunda curva, informando a su equipo que había muy poco agarre por las condiciones ambientales y de la pista más frías, además de altas posibilidades de lluvia, por lo que quizás no era una buena idea arrancar con los neumáticos más duros. Se cambió totalmente la estrategia, iniciando con esos blandos para después colocar medios (banda amarilla) haciendo dos en vez de una sola parada. 

Un gran premio habitualmente aburrido por los escasos adelantamientos debido a su intrincado y lento trazado, se convirtió en una emocionante carrera, enfatizando los acertados cambios en el reglamento técnico 2022 con monoplazas con mayor capacidad para luchar por posiciones, aún en el Hungaroring. 

Verstappen, adelantó con precisión y en el momento adecuado a sus oponentes, acercándose a las primeras posiciones ayudado por oportunas y bien pensadas llamadas para cambio de neumáticos, comprobando que el campeonato logrado en la campaña pasada lo ha calmado evitando agresivas maniobras, siendo fiel en pista a su actual filosofía: lograr la mayor cantidad de puntos que se puedan obtener en cada carrera, de acuerdo a las oportunidades. 

Su triunfo, como en la competencia previa en Francia, fue ayudado por un nuevo fracaso de Ferrari. A pesar de tener un monoplaza competitivo con pilotos rápidos que podían pelear por puestos en el podio y la victoria, partiendo en el segundo y tercer lugar, los de Maranello pecaron en dos áreas que los ha castigado durante toda la temporada. Por una parte, la absurda falla con muy lentas paradas en los pits que afectaron mayormente a Carlos Sainz en sus dos detenciones y que explican que concluyera la carrera en el cuarto puesto, en vez del podio. Por otra parte, el humillante error estratégico -que hizo reír a sus oponentes- de colocar el compuesto duro en la segunda parada en los pits de Leclerc, el líder de la carrera para el momento, cuando se había demostrado que eran muy lentos por otros monoplazas. Lo que correspondía era prolongar al máximo el segundo juego de los medios, hasta poder colocar blandos, estrategia que si utilizaron con Sainz y como demostró favorable Lewis Hamilton finalizando segundo. 

La ventaja de Verstappen faltando 9 carreras, comenzando con el GP de Bélgica el 28 del presente mes de agosto, después del parón vacacional, le permite al neerlandés llegar en todas en el segundo lugar detrás de Leclerc (incluyendo el Sprint en Brasil y el punto adicional de las vueltas más rápidas de cada carrera) y no perder el campeonato. 

Esta posibilidad matemática es poco probable que se cumpla como tal, siendo mucho más factible con lo visto en las carreras recientes, que Mercedes, cada vez más cerca de competir por victorias, como ya hizo con las poles (George Russell primero en Hungría), sea de nuevo Hamilton o Russell quienes disputen con Verstappen el título de pilotos al final de la temporada. 

formulaburgerf1@gmail.com 

Acerca de Bruno Burger 129 Articles
Miembro titular de la Comisión Médica de la FÍA para F1 (1995-2015).

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*