Comienza el Final

El circuito de Paul Ricard en Le Castellet, con sus características bandas de colores, tiene sus días contados en la F1. Foto: Vikipedia. 

Este domingo 24 de julio, se corre el LXII Grand Prix de France, iniciando, con la duodécima válida, la segunda mitad de la temporada 2022 de Formula Uno. 

Cumplidas las once primeras carreras (además de dos de Sprint), quedó demostrado, que las modificaciones al reglamento técnico surtieron el efecto deseado con monoplazas capaces de mantenerse cercanos y luchar en pista por posiciones, así como el positivo cambio estético de vehículos más limpios y básicos en sus diseños. 

Desde la primera carrera en Baréin, la campaña se ha desarrollado en una confrontación entre dos constructores, Red Bull y Ferrari, así como entre dos de sus pilotos, el campeón reinante Max Verstappen y el monegasco Charles Leclerc. La paridad es excepcional y es difícil o imposible predecir el resultado de la siguiente carrera, basados en las previas. Por el momento Red Bull aventaja a Ferrari por 56 puntos en el campeonato de constructores, con 7 victorias del equipo austríaco contra 4 de los transalpinos; aunque perfectamente pudiera ser al contrario, considerando las carreras perdidas por Ferrari liderando en España, Mónaco y Azerbaiyán. Justamente opuesta, están las estadísticas de las pruebas clasificatorias para las posiciones en la parrilla de salida; siete a favor de los italianos, mientras que los de la bebida energética cuentan con 4 poles. 

La diferencia entre pilotos de cada equipo queda clara con los números. De las 11 carreras, Verstappen ha ganado 6 y tiene 3 poles, mientras que Leclerc cuenta con 3 victorias y 6 poles, quedando una posición de vanguardia en la parrilla de salida y un triunfo, para sus respectivos compañeros Sergio Pérez y Carlos Sainz. Por el momento, no hay para más nadie. 

Los resultados de la primera parte de la campaña indudablemente ayudan a definir el primero y segundo piloto de cada equipo (si quedaban dudas), pudiendo sobre todo Ferrari estar más claros a la hora de tomar decisiones que previamente parecían difíciles, ahora no lo serán, para beneficio de la propia escudería. 

Aunque Ferrari ha triunfado en las dos últimas competencias, generando optimismo y motivación, también es cierto que el triunfo en Silverstone fue debido al percance de Verstappen, quien parecía dominar el GP hasta dañar el monoplaza al pasar sobre pedazos de fibra de carbono que quedaron en la pista por un contacto entre los vehículos de Alpha Tauri. Si bien, el claro dominio de Leclerc en Austria (la propia casa de Red Bull) genera entusiasmo y confianza para las próximas competencias, también es cierto que algo similar sucedió en Australia (la 3ª válida), para que en la siguiente (Imola) Verstappen contestara el Grand Chelem de Leclerc con uno igual. 

Para Ferrari, la evolución fundamental del monoplaza fue la incorporación en Canadá (solo para Leclerc) de un nuevo diseño para hacer el alerón trasero más eficiente, reduciendo la resistencia, para aumentar la velocidad en las rectas (11.4 km/h más rápido que su compañero en la máxima velocidad), sin comprometer el agarre y conservación de los neumáticos traseros, factor fundamental para emparejarse de nuevo con su rival. Mientras tanto, Red Bull, ha mantenido su característica principal de llevar pequeñas modificaciones y por ende mejoras a cada gran premio, para tratar obtener una ventaja de nuevo. 

A diferencia de las temporadas totalmente dominadas y las carreras predecibles, primero por Michael Schumacher/Ferrari y luego por Lewis Hamilton/Mercedes, estamos en presencia de una Fórmula Uno diferente, con cambios no solo por carrera, sino por los inesperados en cada vuelta e incluso en cada curva de cualquier trazado, sin importar mucho los datos estadísticos previos de prestaciones y desempeños. 

Lo que, si se va a mantener sin lugar a dudas, es la rivalidad entre estos pilotos contemporáneos, que nos dieron una muestra de lo que vendría justamente en el GP de Austria en 2019, con el neerlandés arrebatándole en dura lucha el primer triunfo de Leclerc con Ferrari en los últimos giros del GP, presagiando que en un futuro no lejano estarían igualmente disputándose el campeonato de pilotos. 

Por lo pronto, viene el GP de Francia. Si se atreven: “faites vos jeux” 

formulaburgerf1@gmail.com 

Acerca de Bruno Burger 129 Articles
Miembro titular de la Comisión Médica de la FÍA para F1 (1995-2015).

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*