La temporada 2021 “un mano a mano”

Lewis Hamilton y Max Verstappen, el mano a mano de la temporada 2021. 

Foto: por Mark Thompson/Getty Images, al finalizar el GP en Imola.

La septuagésima segunda temporada de la Fórmula Uno resultó, un verdadero mano a mano entre el neerlandés Max Verstappen -buscando su primera corona- y el británico heptacampeón Lewis Hamilton -por conseguir el inédito octavo título de pilotos-.

Si bien, otros participantes se lucieron en la recién finalizada contienda; Esteban Ocon triunfando por primera vez en Hungría, Lando Norris casi ganando el GP de Rusia y victorias oportunistas de Sergio Pérez (en Azerbaiyán), Daniel Ricciardo (en Monza) y Valtteri Bottas (en Turquía), fueron Hamilton y Verstappen los verdaderos grandes protagonistas de hasta ahora, la más larga (22 carreras) y emotiva temporada de Fórmula Uno en la historia del campeonato mundial.

La zafra 2021 no inició a Mercedes como claro favorito, porque las modificaciones reglamentarias en el piso del monoplaza, favorecía en los ensayos pretemporada a los equipos con la parte trasera más alta, especialmente a Red Bull el principal rival. Si bien emparejó la contienda, al final Mercedes lograría su octavo campeonato de constructores en forma consecutiva, gracias a contar con una mejor unidad de potencia que siempre parecía tener algo adicional cuando hacía falta, no al límite por factores de consumo reglamentado y buscando mayor durabilidad de componentes.

Desde la carrera inicial en Bahrein, Verstappen mostró determinación y agresividad, aunque esa primera cita al Golfo Pérsico fue ganada por Hamilton, porque un adelantamiento del neerlandés en las postrimerías no resultó, al salirse de la pista y requerir devolver el puesto. Hamilton primero en la clasificación por 8 puntos al lograr además la vuelta más rápida en la carrera.

La siguiente carrera en Imola terminaría a la inversa, con un agresivo Verstappen adelantando a Hamilton en la primera chicana (Tamburello), mientras el británico lograba salvar un segundo lugar, cuando se despistó, pero la carrera fue interrumpida por un choque. La ventaja de Hamilton se redujo a un punto.

En Portugal (Portimão) y España (Montmeló) el podio fue idéntico, con Hamilton primero, Verstappen segundo y Valtteri Bottas tercero. En ambas carreras se intercambian posiciones en la pista con adelantamientos. En España, el equipo Mercedes sorprendió a Red Bull con una inesperada segunda parada que sirvió para un adelantamiento en las postrimerías y victoria. Ventaja de Hamilton por 14 puntos.

En Mónaco, Verstappen triunfaba desde el segundo lugar, aprovechando que la posición de vanguardia en la parrilla quedaba libre al chocar el local Charles Leclerc después de haberla conseguido y no poder arrancar por daños en su Ferrari. Con Hamilton solo séptimo, Verstappen pasaba a comandar la clasificación por 4 puntos. También su equipo Red Bull por un punto, siendo la primera vez desde el GP de Inglaterra de 2018 que Mercedes no lideraba el campeonato de constructores.

En la siguiente carrera en Azerbaiyán quedan igual, al no sumar puntos ninguno de los dos, Verstappen retirado por un pinchazo liderando, Hamilton despistándose en el reinició para terminar décimo quinto. 

Luego, en el GP de Francia en el circuito de Paul Ricard, Verstappen perdía el lugar de la posición de vanguardia en la primera curva, para posteriormente triunfar con una estrategia similar a la de Mercedes en España, adelantando a Hamilton en la penúltima vuelta. La ventaja de Verstappen en el campeonato aumentaba a 12 unidades.

Esa ventaja aumentaría a 32 puntos, al dominar las siguientes dos carreras en el Red Bull Ring (Grandes Premios de Estiria y Austria), con Hamilton segundo en la primera y cuarto en la segunda, al confrontar problemas con el monoplaza por daños sufridos sobre los morrillos.

Esta enorme diferencia se perdería y revertiría con 8 puntos a favor del campeón reinante por dos accidentes en Silverstone y el Hungaroring. En el GP de Inglaterra el neerlandés quedaba fuera de la carrera al colisionar y ser despistado en una frenética lucha por el primer lugar en la primera vuelta. A pesar de ser penalizado por causar la colisión, Hamilton terminaría por ganar la carrera. En Hungría, en una pista humeda, Verstappen sería chocado por detrás en la arrancada en una colisión múltiple iniciada por Valtteri Bottas, terminando noveno; en una carrera bizarra donde Hamilton arrancaría en la parrilla solo, después de ser interrumpida por casi media hora y decidir todos menos él, cambiar en la vuelta de instalación por neumáticos de pista seca. El inglés terminaría segundo, detrás del ganador Esteban Ocon (Alpine/Renault), al ser desclasificado Sebastián Vettel (Aston Martin/Mercedes) por no contar con suficiente combustible para el escrutinio final.

Después del parón por las vacaciones de verano, la F1 retornó con una “carrera” para el olvido. El GP de Bélgica en Spa-Francorchamps, por las condiciones meteorológicas muy adversas por una intensa lluvia, después de varios retrasos e intentos de inicio detrás del vehículo de seguridad, fue finalmente abandonado con apenas dos giros, para adjudicar la mitad de puntos y la clasificación de acuerdo a las posiciones de la parrilla de largada. Con Verstappen en la posición de vanguardia y Hamilton tercero, la ventaja del campeón se reducía a 3 unidades.

Llegarían a Zandvoort, la casa de Verstappen, donde el piloto local cumpliría dominante frente a su legión naranja con la victoria por delante de Hamilton, para pasar él a comandar la clasificación por 3 puntos.

En Monza, ambos contendientes al título de nuevo colisionaron y Verstappen fue penalizado con 5 puestos en la parrilla de salida en Sochi. Red Bull aprovechó para cambiar la Unidad de Potencia al monoplaza de Verstappen y el daño saliendo del último lugar es minimizado al terminar segundo -detrás de Hamilton-, gracias a una inesperada lluvia y un oportuno cambio de neumáticos, que no hizo el líder Lando Norris (McLaren/Mercedes), perdiendo la oportunidad de su primer triunfo en la categoría. Hamilton al frente por 2 puntos.

En Turquía, Valtteri Bottas conseguiría su única victoria de la temporada, al ser Hamilton penalizado con 10 puestos en la parrilla de salida por el cambio del motor en su Mercedes. Con el segundo lugar Verstappen incrementaría a 6 puntos la ventaja sobre Hamilton, quien finalizó en el quinto puesto.

Con victorias en Austin, Texas y en Ciudad de México, esta última adelantando a ambos Mercedes en la arrancada, Verstappen lograba aumentar su ventaja a 19 puntos, antes de llegar a Brasil, donde Hamilton iniciaba la carga por el campeonato, en buena parte gracias al cambio por un nuevo motor. A pesar de ser relegado al último lugar de la carrera Sprint por irregularidades técnicas con el alerón trasero y apertura del DRS, Hamilton ganaría la carrera desde el décimo lugar de la parrilla, para reducir la ventaja de Verstappen a 14 puntos. En Catar, Hamilton ganaría desde la pole position (su primera desde Hungría, nueve carreras atrás), pero con Verstappen segundo, a pesar de ser penalizado con 5 puestos en la parrilla de salida por no acatar una doble bandera amarilla en las pruebas clasificatorias. La ventaja de Verstappen bajaría a 8 puntos.

Una tercera victoria consecutiva, de nuevo con vuelta más rápida, para Lewis Hamilton en el circuito urbano de Yeda a orillas el Mar Rojo, llevaba a ambos pilotos empatados en puntos a la carrera final en Abu Dhabi. Después de una terrible exhibición de estos pilotos y sus equipos, con doble penalización para Verstappen en Arabia Saudita, la carrera en el circuito de Yas Marina transcurrió sin mayores sobresaltos y con total dominio del piloto británico – quien se encaminaba literalmente al octavo campeonato mundial- hasta que el factor suerte intervino y a falta de 5 giros para el final, un inesperado choque de Nicolás Latifi – en el último lugar- le dio a Verstappen la oportunidad competir por una vuelta final con neumáticos nuevos, gracias a un director de carrera reacio a terminar un campeonato detrás del vehículo de seguridad.

En la última vuelta de la carrera, como solo podría imaginar un increíble guión de película (de terror para unos y de júbilo y sorpresa para otros), Verstappen lograba adelantar a Hamilton y llevarse el campeonato de pilotos. ¿Controversial?, si. Como toda la extraordinaria temporada 2021 de Fórmula Uno. Ojalá la próxima se le parezca.

formulaburgerf1@gmail.com

Se el primero en Comentar

Deja un Comentario

Su correo no sera publicado.


*