La Vendetta

Dos de los personajes más poderosos y egocéntricos del automovilismo. Enzo Ferrari y Henry Ford II, protagonistas de una rivalidad explosiva. Fotos: Marka/Alamy Stock Photo; Roger Viollet/Getty Images.

La película estrenada en 2019 Ford vs Ferrari (titulada: Contra lo imposible en Hispanoamérica y Le Mans ’66 en España) protagonizada por los actores estadounidenses Matt Damon y Christian Bale, se basa en los hechos reales que llevaron al fabricante norteamericano Ford crear el GT40 para doblegar a Ferrari, los habituales ganadores de las 24 horas de Le Mans a comienzos de la década de los 60, en venganza por las humillaciones provocadas a Henry Ford II, CEO de Ford, por Enzo Ferrari, durante las fallidas negociaciones de la adquisición de Ferrari por Ford Motor Co.

Esta es la historia que comienza a principios de los años 1960, cuando el legendario ejecutivo Lee Iacocca, para ese momento director general de la División Ford, convence al CEO Henry Ford II (nieto de Henry Ford) que la respuesta para incrementar las ventas era desarrollar un carro deportivo ya que la generación de los Baby Boomers estaba llegando a la mayoría de edad y su hábito era gastar dinero.

Como el extraordinario engendro de Iacocca, el Mustang, todavía no estaba en fase de producción, se les ocurrió que la manera más expedita era comprar uno.

Así, en 1963 se llegó a un acuerdo con Enzo Ferrari de comprar su compañía dedicada a vender automóviles deportivos mayormente para subvencionar su mayor interés, las carreras. Sin embargo, a última hora Il Commendatore dio marcha atrás a la negociación con la excusa de que no podía aceptar una clausula en la cual Ford se hacía cargo también de toda la parte deportiva de Ferrari. Sin embargo, para muchos, el astuto modenés nunca estuvo realmente interesado en la negociación, buscando solo un mejor arreglo con Gianni Agnelli-supremo de FIAT- quien finalmente si resolvió sus problemas financieros dejándolo al frente de su real interés, las carreras.

Furioso por la humillación, agravada por las declaraciones insultantes de Ferrari, quien expresó que “nunca vendería a una fea compañía que producía feos vehículos en una fea fabrica”, Ford decidió vengarse, produciendo un vehículo que le golpeara donde más le pudiera doler, ganarle en las 24 horas de Le Mans, donde habían triunfado en todas las carreras desde 1960. Así, nació la idea del GT40 (GT con altura mínima requerida de 100 cm = 40 pulgadas).

La producción se basó en el Lola Mk6 en Inglaterra, pero después de fracasar tanto en 1964 como en 1965 por problemas de estabilidad y frenos, la responsabilidad se pasó al californiano fabricante de vehículo de competencia Carroll Shelby (en la película Matt Damon) quien junto al piloto inglés KenMiles (interpretado por Christian Bale) lograron subsanar los defectos aerodinámicos y cambiar los frenos en las paradas en los pits, para así terminar con un producto ganador en las siguientes 4 ediciones de las 24 horas de Le Mans.

La carrera de 1966, fue humillante para Ferrari. Ninguno de sus prototipos P2 (365) ni P3 (330) pudieron terminar, mientras que tres de los ocho GT40 MkII (7L,V8) participantes, finalizaron en los tres primeros lugares. Sin embargo, la conclusión de esa carrera no fue todo celebración, porque con el afán de mostrar al mundo su gran triunfo, Henry Ford II presente en la carrera, le ordenó a Shelby que frenara a Ken Miles a fin de llegar todos juntos para un foto-finish. Al hacer esto, la victoria pasó a la dupla de los neozelandeses Bruce McLaren/Chris Amon, porque de acuerdo a las reglas ganaba el que recorría más distancia en las 24 horas. Como el GT40 de Bruce McLaren había salido más atrás en la parrilla de salida (unos 18 metros), había recorrido más distancia que el de Miles y así fue declarado vencedor. *Esta absurda regla fue cambiada a partir del siguiente año considerando la línea de salida como el inicio de la vuelta y la distancia para cada vehículo.

Ferrari, nunca más volvió a ganar las 24 horas de Le Mans.

formulaburgerf1@gmail.com

Se el primero en Comentar

Deja un Comentario

Su correo no sera publicado.


*