Resumen Gran Premio de Singapore

Sebastian Vettel revive de la mano de Ferrari en un muy estratégico GP de Singapur.Una parada anticipada le ha servido para hacer el undercut a un conservador Leclerc y dejar más atrás a Verstappen y Hamilton.

La salida fue limpia en los primeros puestos, con Leclerc defendiendo la posición mientras por detrás Hamilton se defendía de Vettel y Verstappen se mantuvo delante de Bottas. Peor suerte hubo para Carlos Sainz que sufrió un pinchazo por un toque con Nico Hülkenberg, lo cual dejó a Lando Norris como líder de la zona media.

En la zona del liderato no habían muchas hostilidades, pues Leclerc se mantuvo en la cabeza de carrera siendo perseguido por un Hamilton que entraba en distancia de DRS hasta que el de Ferrari volvía a abrir hueco con el inglés. Ambos eran conservadores con la intención de alargar su parada y conseguir el menor tráfico posible al salir de los pits.

Poco después Leclerc amagaba con subir el ritmo tras ampliar la distancia a 2.0 aunque Hamilton respondía situándose a 1.6 y después a 1.1, ambos seguían conservadores. La carrera tenía este ritmo lento, lo cual llevó a Sebastian Vettel y Max Verstappen a abrir la ventana de paradas en la zona del liderato de carrera en la vuelta 20 por neumáticos duros.

La parada anticipada de Vettel sería la jugada maestra final, pues consiguió salir con pista limpia, a diez segundos de distancia de Lance Stroll. Mientras por delante Leclerc seguía conservador, y después de marcar un crono lento hace su parada en la vuelta 21, reincorporándose a pista justo por detrás de su compañero. Disgusto desde el inicio para el monegasco, quien no tardó en hacérselo saber al equipo.

Mercedes tardaría en reaccionar, en la vuelta 23 Bottas hizo su parada y Hamilton en la 26 esperando un posible safety car que tardaba en llegar. El inglés perdía mucho tiempo cada giro que permanecía en pista, lo cual le hizo regresar a pista muy por detrás de lo esperado. Eso si, fue capaz de reincorporarse delante de su compañero gracias a una orden de equipo. Desde el muro de pits le pidieron a Valtteri que girase en 1:48 cuando sus tiempos eran de 1:45.

En la misma vuelta 26 Vettel se apresuraba a adelantar a Stroll, pues aún veía muy de cerca a Leclerc y Verstappen por detrás, y en la 28 el alemán adelantaba a Daniel Ricciardo, Charles y Max a su vez sobrepasaron al canadiense de Racing Point.

En la vuelta 30 Vettel adelanta riesgosamente a Pierre Gasly, y en la vuelta 31 sobrepasa a Antonio Giovinazzi, que era el último piloto sin parar en pits. De esta manera, Sebastian había abierto una gran distancia con Leclerc y Verstappen, de 6 y 8 segundos respectivamente. Eso si, Charles empezaba a reaccionar vuelta por vuelta marcando sectores en morado para reducir la diferencia a casi 4.0s.

La carrera era muy distinta desde la zona media hasta las últimas posiciones, era todo lo contrario al ritmo conservador que hasta el momento tenían los lideres. Las hostilidades existían en la mitad y había de todo, incluyendo un pinchazo de Daniel Ricciardo por tocarse con Antonio Giovinazzi en la vuelta 34, y en la 36 un accidente de Romain Grosjean con George Russell propició la salida del esperado Safety Car. Esto significó el primer abandono del piloto de Williams en la temporada.

Durante el periodo de Safety Car, la tensión continuaba entre Charles Leclerc y Ferrari. La Scuderia le indicaba al monegasco que mantuviera la calma, y este respondió que eso haría, pero que no entendía ni estaba contento con el undercut.

El safety car se retiro en la vuelta 40 y no hubo ningún cambio, solo en el caso de Lance Stroll, que se vio perjudicado por un toque con Nico Hülkenberg en el que sufrió un pinchazo y daños en el alerón delantero. Los pilotos de Ferrari intentaban escaparse al frente de la carrera y Leclerc trataba de mantenerse cerca de su compañero a quien mostraba tener ritmo para adelantarle, pero solo cuatro vueltas después apareció otra vez el coche de seguridad por el abandono de Sergio Pérez.

Durante el periodo de Safety Car volvían las radios de Leclerc, quien pedía utilizar los mapas de motor de clasificación, a lo que el equipo le respondía que debían terminar la carrera los dos, mientras que el monegasco dejaba claro que la situación le parecía completamente injusta.

En la vuelta 46 se retiraba el Safety Car, y Leclerc se mantenía muy cerca de Vettel, aunque después se alejaba algunas décimas para mantener una distancia correcta sin perder carga aerodinámica. Detrás de los de Ferrari no había casi ningún cambio, pues se quedaba Verstappen por delante de Hamilton, Bottas y Albon.

En la zona media seguía la gran lucha, que fue donde se produjo el tercer safety car de la carrera por un toque de Danill Kyvat con Kimi Räikkönen en la vuelta 50 y resultó en abandono del finlandés. El coche de seguridad se retiró justo al final de la vuelta siguiente, momento en el que Vettel aprovecha la resalida para sorprender a todos y escaparse unas décimas de Leclerc. Eso si, el monegasco seguía persiguiéndole.

Pasaban las vueltas y no había cambios además de luchas en la zona media, en donde la gran novedad era un Carlos Sainz que rosaba los puntos tras recuperar la vuelta en uno de los Safety Car. En la vuelta 56 Vettel marcaba la vuelta más rápida, aunque después se la quitaron Kyvat y Magnussen. Finalmente, en la vuelta 61, Sebastian cruzó la línea de meta en primera posición más de un año después de su última victoria. Un descontento Charles Leclerc fue segundo y Max Verstappen tercero, defendiéndose de la persecución de Lewis Hamilton en las últimas vueltas tras una carrera muy larga.

Sebastian Vettel revive de la mano de Ferrari, pues se ha visto favorecido desde el primer momento frente a su compañero Leclerc, aunque para los intereses concretos de la escudería (el doblete) ha sido una jugada maestra y contundente. Más allá del descontento de Charles, ha sido una jornada muy positiva de la Scuderia en un GP que en teoría se prestaba para sufrir, era un circuito de características desfavorables para lo que había sido el SF90 hasta el momento.

Quedará para las próximas carreras ver si hay una mejora aerodinámica real de Ferrari, pero desde luego que algún paso adelante existe.

¡Dedos cruzados para Sochi!.

 

Se el primero en Comentar

Deja un Comentario

Su correo no sera publicado.


*